•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.
LaPescaSubmarina.com

Selecciona el texto y pulsa aquí para escucharlo
El castrillonense Club Geas celebra hoy el Memorial «Emilio-Pablo»
Noticias de campeonatos
   
   Compartir esta noticia en Twitter

Todos procedemos del mar. Y muchos, además, querrían acabar sus días en la tierra bajo las olas, en el jardín del pulpo, como dirían los Beatles. Al menos, podríamos apostar a que ese es el deseo de los aproximadamente 200 socios del Club Geas. La entidad castrillonense, que nació al amparo del Grupo Escuela Ensidesa, lleva cuatro décadas fomentando la práctica del buceo y la pesca submarina. Un mundo hermoso, pero también peligroso. El Memorial «Emilio-Pablo» recordará hoy a dos compañeros fallecidos.


Todo es diferente bajo el mar. El trepidar de las urbes se torna silencio sepulcral. Las visiones, inimaginables para aquellos que gustan de aferrarse al asfalto, suponen un reencuentro con lo que millones de años atrás fuimos: seres de agua.

«Es una droga. Si yo fuera psiquiatra, recomendaría el submarinismo. Sales nuevo». La pasión le puede a Jesús Riesgo, pilar del Club Geas, uno de los más veteranos de Asturias en la modalidad de actividades subacuáticas, desde su fundación en 1967 al amparo del, por entonces, incombustible Grupo Escuela Ensidesa.

Pero, como en la superficie, las profundidades marinas condensan la vida y la muerte en un sólo segundo. «He rescatado de las aguas muchos ahogados. No existe expresión más terrible», asegura Riesgo. Y es que los miembros del Geas actuaban a modo del actual servicio 112 en aquellos precarios años 70. «Recuerdo el caso de un chaval que se cayó con el coche a un río en La Robla, en León. Era Noche vieja. Lo buscamos durante días, pero nunca apareció», recuerda, aún estremecido, Riesgo. Por los mismos derroteros se expresa el actual presidente del Geas, Toni Alba, que ha visto como las aguas se engullían a dos de los mejores deportistas del club, en años consecutivos además: 2000 y 2001. «Eran muy jóvenes, y a veces la juventud te hace ser inconsciente», señala Alba. Es precisamente la falta de implicación de los más jóvenes el mayor lastre del Geas, club domiciliado en Castrillón y que integra tanto buceo como pesca submarina. «Los chavales no se apuntan porque para hacer submarinismo un fin de semana no se puede salir de noche. Hay que estar en plenas condiciones», asegura el presidente del Geas.

Precisamente en conmemoración de los dos jóvenes deportistas fallecidos, el club celebra hoy el Memorial «Emilio-Pablo» de pesca submarina. El torneo, en el que participarán unos cuarenta buceadores de toda la región, se disputará en aguas del puerto de San Esteban de Pravia desde las 09.00 horas de hoy. La organización ha dispuesto que la prueba dure cinco horas. Durante ese tiempo, los equipos, formados por tres submarinistas, deberán hacerse con todo el pescado posible. Eso sí: la captura de marisco y pulpos está terminantemente prohibido. «Sólo permitimos peces», aclara Jesús Riesgo. El pesaje de las capturas, que se desarrollará en el polideportivo de Piedras Blancas a las 16.30 de hoy, dictaminará el ganador. Y es que el peso, en la pesca submarina al menos, es oro.

Fuente: La nueva España




   
   Compartir esta noticia en Twitter
Enviada el sábado, 02 de junio de 2007 a las 11:42:04


Comentarios de usuarios de Facebook




Comentarios de usuarios de la página


Sin Comentarios
No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor


Temas Asociados

Noticias de campeonatosNoticias sobre pesca submarina

 
Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor quédate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo