LaPescaSubmarina  
•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
¿Te gusta?

Menú
Buscar

Inicio
Galería
Galerías de usuarios
Subir fotos
Ver últimas Fotos
Mapa de usuarios
Cartas náuticas
Cálculo de mareas
Contenidos
Añadir contenidos
F.A.Q.
Alimentación
Bricosub
ComicSub
Consejos
El Equipo
Fundamentales
Historias
Legislación
Libros
Mareas
Obligada lectura
Peces
Preparación
Recetas
Técnicas
Varios
Vídeos

· Tramitar licencias

· Cto. Esp. Ind. 2011
· Cto. Esp. Ind. 2010
· Cto. España Ind. 2009
· Cto. España Clubs 2009
· Cto. España Ind. 2008
· Cto. España Ind. 2007

Comunícate
Foros
Encuestas
Libro de Visitas
Recomiendanos
Enlazanos
Contacta con nosotros
Noticias
Enviar noticia
Archivo de noticias
Noticias por email
Noticias RSS/XML
Descargas y Enlaces
Descargas
Enlaces
Información
Lista de Usuarios
Gente Online
Tu cuenta
Chat
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.
LaPescaSubmarina.com

Tras los pasos de un percebeiro ilegal en Galicia
De todo un pocoNo pertenece a ninguna cofradía. no tiene seguridad social. se expone a multas de 500 euros y a un golpe de mar que podría matarle. lleva 10 años en las rocas arrancando percebes, ganando hasta 3.500 euros al mes. por primera vez un reportero acompaña a un furtivo a mariscar para mostrar su trabajo clandestino. «estoy orgulloso de lo que soy. no tengo nada que ocultar», presume.


Según la Consellería de Pesca de la Xunta, en septiembre Galicia contaba con 782 percebeiros legalizados. Pepe, el tipo enjuto que se sienta frente a mí, no es uno de ellos. Estamos en una cafetería de un pueblo costero de Pontevedra. El lugar está muy tranquilo. Media hora antes de la cita aparece. Alto, delgado, mediana edad. Manos de piedra cuyos dedos sujetan con firmeza el cigarrillo rubio americano. Rostro curtido, de esos que sólo dan la mar y el paso del tiempo.

Desde hace 10 años Pepe se dedica a la pesca furtiva del percebe, uno de los tesoros más preciados que da el mar gallego. Hasta 150 euros se puede llegar a pagar en lonja por un kilo. La región tiene 1.195 kilómetros de costa, de los que 820 son acantilados. Un entorno ideal para que el cotizado crustáceo se reproduzca con facilidad. Y para que centenares de pescadores, legalmente bajo el paraguas de una cofradía o ilegalmente como Pepe, se busquen la vida arrancándolos de la roca. Es imposible precisar el número de furtivos que, eludiendo la vigilancia, capturan el percebe y lo venden fuera del circuito de las cofradías, pero es abundante.

Rara vez se dejan retratar. Menos aún permiten que un fotógrafo los acompañe a faenar y en contadas ocasiones acceden a contar su historia. En contra de lo que pudiera imaginarse, Pepe no tiene miedo. «Estoy orgulloso de lo que soy. No tengo nada que ocultar», afirma. Y procede a narrar con serenidad su dedicación, algo que va más allá de un sueldo, es un principio vital.

A las siete de la mañana el rumor del mar advierte a Pepe de que es la hora de iniciar una nueva jornada. El mar está en calma, pero la marea no será buena hasta pasado el mediodía. El horario de trabajo depende de las mareas y tiene que coincidir con la bajamar, cuando los percebes quedan al descubierto.

A veces toca salir de noche y otras de día, pero lo que procura es no ir solo. «Antes trabajaba sin compañía, pero no es aconsejable. Es muy peligroso. Resulta fácil tener una caída. Por la noche es sencillo pasar inadvertido, pero el riesgo de un accidente es mayor. No ves llegar las olas y tienes que guiarte por el oído», explica.

Liturgia oculta. No será hoy el caso. Mientras asoma el día, Pepe se viste, desayuna y arranca su tarea cotidiana, que comienza por revisar y poner a secar al sol el traje de neopreno, aún húmedo, con que acude a mariscar. Acto seguido, escoge y selecciona el percebe del día anterior, que más tarde llevará a su comprador habitual. «Me paga un precio fijo durante todo el año, 35 euros por kilo», comenta. Sólo hace una marea por día, y no siempre todos los días. La suele saldar con entre seis y siete kilos de percebe. Un buen mes de verano, cuando casi todos los días puede salir a mariscar, puede ganar 3.000 o 3.500 euros. En invierno, con el mar enrabietado, puede haber meses de 1.000 euros y gracias. «Podría ganar más dinero haciendo dos mareas al día. Cogería más kilos. Ése no es mi plan. Me basta con lo que necesito para vivir», considera.

Un romántico, vaya, aunque no piensen lo mismo los percebeiros legales. Supeditados a la cofradía de pescadores, de la que deben ser socios, los legales sólo pueden ir a trabajar los días que indica la cofradía, que han de coincidir con la marea baja y en horario de mañana. Dependiendo de la zona costera, su cuota de capturas diarias oscila entre cuatro y seis kilos. El precio en la lonja del crustáceo, condicionado por la temporada y la demanda, fluctúa entre 35 y 100 euros. De este valor, la cofradía se queda un 2% para gastos.

Quedamos para comer a la una de la tarde. Se sincera. Porque la vida de Pepe El Furtivo, divorciado y con dos hijas, no siempre fue así. Hace 10 años era un empresario de éxito que dirigía una distribuidora de productos alimenticios por toda la provincia de Pontevedra. El negocio funcionaba, pero la vida de Pepe no. No se sentía a gusto con la sociedad que le había tocado vivir, con el ritmo impuesto, con un cargo de directivo heredado… Así que, tras vender la empresa, se despidió de su antigua vida y empezó a aprender el oficio de percebeiro. «Me considero un inadaptado», dice entre risas.

Si su lugar no estaba en la telaraña de relaciones sociales de una oficina, tampoco iba a estar en una cofradía. El motivo por el que no pasa al lado de los mariscadores legales trasciende burocracias, licencias y cuotas. Es su forma de decir no a un sistema del que desconfía. Cree que no se respeta ni el plan de explotación, ni el tamaño del percebe (4 cm es la talla mínima), ni el tope de kilos por día. Él, que no es un furtivo de fin de semana, quiere ser percebeiro toda su vida: «Por eso cuido mi futuro, siempre dejo que las crías se desarrollen».

Cada año, las cofradías envían a la Xunta un plan de explotación, y la oferta de nuevos puestos suele ser mínima, ya que la costa está bastante agotada. En caso de obtener licencia y plaza, hay que hacerse socio de una cofradía, pagar la cuota de 45 euros por año y ser autónomo.

Se hace tarde. Ponemos rumbo a Cabo Silleiro (en la costa pontevedresa de Mougás), un lugar que «da muy buen percebe», pero en el que el control de vigilancia es mayor. Pronto se hará de noche. Toda precaución es poca. Comienza su ritual: esconde el coche en el monte, se enfunda en su traje de neopreno y camina un buen rato hasta llegar a la costa. Nos adentramos en el mar dos horas antes de la bajamar. Para recoger el percebe, que a veces se encuentra a más de dos kilómetros de la costa, nada y camina. Unas gafas, un tubo, una rasqueta, una mandileta y un saco para transportar la mercancía completan sus útiles de trabajo. Su método es selectivo: coge uno aquí y otro allá, sin esquilmar las piedras. A las nueve de la noche, Pepe emprende el camino de regreso, con el saco lleno de percebes en un brazo y la rasqueta en el otro. A pesar de que ya es de noche, decide fondear el cargamento en el mar. Al día siguiente volverá a por él. El objetivo es evitar la demanda que la Xunta le impondría.

El importe de la sanción depende de los kilos extraídos. El baremo oscila entre 300 y 500 euros. Le confiscarían todo el material, quedándose literalmente en calzones. Pero no le preocupa demasiado. «Son gajes del oficio», apostilla. Incluso tiene una deuda considerable en multas.

Once y media de la noche. Llegamos a su casa. Se siente satisfecho con la jornada. Calcula que ha conseguido entre seis o siete kilos. Por hoy ya es suficiente. Se deja caer en el sofá. Mañana, otra odisea.

Texto y fotografías de Pelu Vidal, El mundo




Compartir esta noticia en Facebook   Compartir esta noticia en Twitter   
Enviada el martes, 27 de noviembre de 2007 a las 12:22:18


Comentarios de usuarios de Facebook




Comentarios de usuarios de la página


lorenkiller escribió: Re: Tras los pasos de un percebeiro ilegal en (Puntuación 3)
¡¡¡Vaya huevos!!! Y luego es a los demas a los que vigilan con lupa. Me quedo flipado de esta vida a veces
2007-11-29 00:53:15
no hay respuestas | Responder a este comentario
No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor


Temas Asociados

De todo un pocoNoticias sobre pesca submarina

 
Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor quédate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo

Disfruta de la Pesca Submarina, la galería de fotos de Pesca Submarina y los foros de Pesca Submarina con una resolución óptima igual o superior a 1024 x 768.
Todos los logos y marcas son propiedad de sus respectivos dueños. Lo demás © 2000 por LaPescaSubmarina, tu web de pesca submarina.
Puedes suscribirte por RSS a nuestras Noticias de Pesca Submarina y Apnea o la los Últimos post del foro, así como a las Ofertas
Linterna Led última Generación: Los mejores trucajes de linternas de pesca submarina. "Linterna Omer Moonlight Led Trucada" y "Linterna MKII (Raggio) Led Trucada"
 Página Generada en: 0.321 segundos 
Cualquier reproducción de cualquier parte de esta página, hecha en cualquier formato y distribuida en cualquier medio, ha de hacerse de acuerdo a los terminos indicados en la licencia Creative Commons, con reconocimiento adecuado a la fuente (enlace activo al contenido), sin interés comercial y compartiendo en los mismos términos de licencia.
Licencia de Creative Commons   Síguenos en twitter   Nuestra página canal en Facebook   Campeonato de España Individual de Pesca Submarina 2007   Campeonato de España Individual de Pesca Submarina 2008
Política de Privacidad