•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.
LaPescaSubmarina.com

Selecciona el texto y pulsa aquí para escucharlo
Llamada a la precaucion 2ª parte
Noticias sobre pesca submarina
   
   Compartir esta noticia en Twitter

2. EL SINCOPE NUESTRO PEOR ENEMIGO ( Oscar Mansilla):

El sincope, es la espada de Damocles a la que todos los apneístas que practicamos la caza submarina estamos expuestos. En el siguiente reportaje trataremos de analizar el porqué de estos accidentes, pero esta vez dejaremos de lado la física y las presiones parciales de los gases, centrándonos en las situaciones que motivaron el percance.


El sincope, la pérdida del conocimiento por falta de oxígeno ha sido tratado en muchas ocasiones, y afortunadamente en nuestros días la mayoría de los cazasubs conocen su existencia. El problema de este accidente, del cual sabemos que en sí no es mortal, es el de no conocerlo hasta padecerlo. Siempre nos hablan de no forzar nuestros límites, de evitar la hiperventilación; todo muy correcto y claro. Pero, ¿dónde están nuestros límites?. Esa es la pregunta más difícil de contestar. En cuanto a la hiperventilación, algunos médicos la definen como todo lo que exceda de la ventilación involuntaria realizada por nuestro organismo, y en ese caso, todos hiperventilamos al bajar. Las siguientes líneas cuentan experiencias vividas por tres cazasubs con el peor de nuestros enemigos. De sus fallos se puede sacar mucho, y lo que es más importante, quizás sirvan para romper algunas falsas creencias que ponen en peligro la vida del apneísta. Estas son historias sobre el sincope, un accidente que se presenta especialmente en personas de carácter nervioso y fruto de hiperventilaciones forzadas. Un desmayo que se ha llevado por delante a los más apasionados de nuestros cazasubs, porque el sincope ha acabado con las vidas de regulares, buenos y muy buenos cazasubs. Todos tenían un denominador común, sentían adoración como pocos por la pesca y el mar. Y por eso, aunque se equivocaran y confundieran el cielo con el mar, a pesar de que ya no estén con nosotros, debemos admirarlos, teniéndolos siempre presentes como miembros de honor de esta familia que formamos los cazasubs. Pero en este caso, no los imitemos.

PESCANDO CON GENTE PREPARADA: La historia comienza un buen día de pesca en primavera. Fui invitado a pescar por uno de los mejores cazasubs de mi zona. El lugar: Cabo de Trafalgar, uno de los lugares con más corriente de todo el Estrecho de Gibraltar. Se prometía una buenísima jornada de pesca, buenas condiciones climatológicas, compañeros conocedores de las mejores piedras, etc… no se podía pedir más. Mis compañeros se metieron en una zona mucho más profunda de la costa de la que yo estaba acostumbrado a pescar y estaban cogiendo mucho pescado. Por mi parte, ni pescaba, ni estaba a gusto en el agua. Cuando subía de mis inmersiones sentía como mis piernas se quedaban dormidas. El cuerpo me estaba avisando pero no le hice caso. En una de las bajadas y al final de una espera apareció una preciosa urta de muy buen tamaño. Al disparar la varilla dio en el blanco y el pez luchó con todas sus fuerzas. Reventado iba ascendiendo y me iba diciendo: “no llego, no llego”….. y no llegué. Tuve que ser ingresado en el hospital y tardé una semana en recibir el alta. Ese día ese chaval puede decir que volvió a nacer. En un lugar como Cabo Trafalgar un síncope suele tener consecuencias fatales. Allí cuando pescas con corriente puedes recorrer fácilmente hasta 80 metros en la bajada, la estancia en el fondo (en la que es imposible permanecer estático), y la subida. Buscar en un radio de 200 metros a un pescador desaparecido, sin ver el fondo, debe ser una de las experiencias más desagradables que puede brindar este deporte. Tuvo muchísima suerte. Si nunca es bueno apurar nuestros límites, hay lugares donde hacerlo es una verdadera temeridad. Tengo amigos en el mediterráneo, muy acostumbrados a bajar muchos metros, y para mi sorpresa les resulta muy familiar, y habitual lo de los síncopes. Pescaban “en pareja” literalmente, es decir, yo bajo y tú no me pierdes de vista mientras permanezca en el fondo. Se permitían el lujo de apurar por que tenían la seguridad del compañero. Trabajando así nunca habían tenido percances graves. Eso en lugares como Canarias, el Estrecho de Gibraltar y demás paraísos de las corrientes es impensable. Aquí simplemente no los encontrarían.

Bueno compañeros, como habíamos prometido aquí esta la segunda entrega del articulo del sincope, como ya os avisamos el próximo lunes colgaremos la siguiente parte de dicho articulo. Un saludo a todos y que lo disfrutéis.

Comité de prensa y divulgación de ADECASUB


   
   Compartir esta noticia en Twitter
Enviada el jueves, 03 de agosto de 2006 a las 15:22:53


Comentarios de usuarios de Facebook




Comentarios de usuarios de la página


Sin Comentarios
No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor


Temas Asociados

Noticias relacionadas con la apneaNoticias sobre pesca submarina

 
Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor quédate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo