•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.
LaPescaSubmarina.com


Índice principalMás valoradosAleatorios
Categoría: Fundamentales

- Los peligros del nitrógeno -

   
Descripción corta: Lectura imprescindible para profundistas, en la que Fernando (Colorines), nos expone su experiencia en la pesca profunda y sus consecuencias sobre todo con la acumulación de nitrógeno.

Antes de empezar, me gustaría decir que no soy ejemplo de nada, ni para nadie, simplemente soy un pescador más que le gusta la profundidad y que empecé hace más de 20 años en este deporte.

Como bien sabemos cuándo realizamos bajadas, nuestro cuerpo empieza a acumular nitrógeno en la sangre en forma de gas, que se elimina principalmente cuando ventilamos en superficie mientras recuperamos entre bajada y bajada. En ciertas profundidades, este problema se acentúa, porque a mas profundidad acumulamos mayor cantidad de nitrógeno, y la única forma de eliminarlo es mediante la respiración en superficie ó bien realizando descansos en la embarcación.

El problema realmente aparece cuando realizamos sucesivas bajadas a mucha profundidad con cortos intervalos de recuperación, esto ¿qué supone?. Que ese nitrógeno que está en forma de gas, se puede convertir en pequeñas micro burbujas, ó en burbujas de mayor tamaño, que se pueden desplazar por nuestro torrente sanguíneo, depositándose en cualquier parte, con el consiguiente peligro de producir una trombosis, que generalmente afecta en primera instancia en un 70% a las extremidades superiores y en un 30% a las inferiores, además de poder afectar a cualquier órgano vital, siendo una de las zonas más peligrosas, la cabeza.

Los primeros síntomas los podemos notar, o se suelen manifestar, con dolor en las articulaciones de los dedos, muñecas, codos, etc..., estas mismas pueden en un momento dado retorcerse, sin control alguno (similar a las personas que están con alguna enfermedad del sistema nervioso), es decir: notas como las muñecas se te giran sin poder hacer nada. Muchas veces se genera un picor tremendo en los antebrazos, este picor lo genera en nitrógeno, es como estar sufriendo una urticaria, muchas veces de hecho, se puede confundir. En muchas otras ocasiones los primeros síntomas además de los citados anteriormente, pueden ser nauseas, perdida de coordinación y de concentración, dificultad en la visión, ó visión borrosa, y síntomas similares a los que produciría un golpe de calor, confundiéndose en muchas ocasiones. En casos más extremos se pueden sufrir espasmos, convulsiones y situaciones bastante más peligrosas.

Os pongo un ejemplo real de una jornada de pesca con problemas de nitrógeno:

Jornada del sábado

Salí a pescar un sábado con barquero, profundidad media entre 27 y 32 m. (datos extraídos del D3), solo se realizaron dos bajadas por encima de esa media, fueron a 37.9 m, y el numero de bajadas al final de toda la jornada fue de 47. El tiempo medio de recuperación: 1 minuto en subir el péndulo y a partir de ahí, 4 minutos más de recuperación. La apnea media de 1'25" a 1'58". Casi todas las bajadas cerca del fondo, en ciertas ocasiones los intervalos en superficie fueron reducidos, ya que el barquero subía en péndulo, con el consiguiente descanso y una pronta recuperación después de la inmersión.

Este día todo fue perfectamente bien, excepto los típicos síntomas de estar pescando a un ritmo alto a bastante profundidad, como pueden ser hormigueos suaves en alguna de las extremidades superiores (generalmente en el 70% en las superiores y el 30% en las inferiores), algún que otro pequeño problema de concentración, mas diría yo de coordinación, y la típica por llamarla de alguna manera, pequeña borrachera encima de la embarcación, que bien se puede traducir en risas inesperadas, llegando a producir situaciones que realmente rozan el absurdo. Algunas veces he tenido nauseas, acompañadas de un falso golpe de calor (siempre de una manera muy leve que desaparece al cabo de pocos minutos).

Después al llegar a casa todo normal excepto que después de una jornada de pesca profunda, las siguientes horas da la sensación que te quedas un poco relentizado en todo, o por lo menos es la percepción que tienen los demás, la familia siempre me dice: después de pescar parece que estas tontito, tardas unos segundos más en reaccionar que en un día normal, y esta sensación creo que es común de todos los que realizan pesca profunda. Según los médicos hiperbaricos esto es conocido como la resaca que produce el nitrógeno en nuestro cuerpo, sumado al gran esfuerzo físico.

Jornada del domingo

Salgo de pesca y en la primera bajada del día en 29,5 m, tengo la suerte de disparar a un pez bastante grande que se enroca, motivo por el cual le pongo una boya al animal, y me subo a la embarcación para posicionarla más correctamente, justo encima de la boya. Una vez anclada correctamente, al agua patos….. ya que ese día, no estaba acompañado, y empezaron las bajadas sucesivas, todas ellas al fondo.

En la bajada número 24 note una sensación extraña, fue como un leve mareo, con pérdida de concentración, subí a la superficie, y a pesar de tener el barco a escasos metros, no lo veía con claridad, me dolían muchísimo los dedos de la mano izquierda, y pensé que el motivo era provocado por llevar demasiado apretado el reloj, empecé a subir el péndulo, y daba falsas brazadas a la cuerda, en diversas ocasiones no conseguía ni cogerla, era como si la mano fallara al intentar subirla; notaba mucho calor dentro del traje, y decidí abrirme la chaqueta para que me entrara un poco de agua y poder refrescarme, con esto note una leve mejoría, pero a pesar de todo, y viendo que el animal estaba prácticamente fuera, realicé dos bajadas más (tremendo error). Los síntomas del accidente descompresivo ya se habían hecho evidentes, y una vez extraído el animal, me dirigí al barco, y ahí empezaron los problemas: no conseguía subir, creo recordar que le di más de 10 vueltas a la embarcación sin saber cómo subir, al final acabe subiendo por proa, poco menos que trepando (el numerito fue de película). Una vez arriba, y sentado, no veía muy bien, y no tenía claro que hacía allí, en este momento de confusión, conseguí coger la emisora para pedir ayuda, y no era capaz de pulsar los botones, sinceramente estaba KO.

Me quede tumbado en la barca sin poder hacer absolutamente nada, a la media hora aproximadamente empecé a ver con claridad, y parecía que la cosa mejoraba, y decidí intentar recoger los trastos, bueno subir el pescado al barco fue una odisea digna del mejor video de primera, subir la boya no fue para menos: de cada 4 brazadas solo atinaba una. Después de recoger (segundo error, puesto que en el momento de encontrarme mejor debía haber pedido ayuda), puse rumbo al puerto ya que cada vez me encontraba mejor, una vez allí, parecía que la cosa mejoraba así que a casa…… y ¿que paso?.Me acosté como si nada, la mujer me decía que no tenía muy buena cara, seguramente por el cansancio o por un golpe de calor, y al día siguiente cuando me levanté estaba totalmente descoordinado; recuerdo estar en el teclado del ordenador hablando con un compañero por Messenger, concretamente con uno de los Mellis, y me costaba escribir una animalada, escribía con intervalos de más de 10 segundos entre letra y letra, y en un momento dado me pregunto: ¿Killo te entra sueño?. Y le dije: Pues sí…. y me contesto: Ese síntoma es jodido. Seguidamente llame al médico hiperbarico, y después de analizar todo, con tiempos de inmersión, recuperaciones etc..., me dijo que los síntomas que tenía en ese momento ya no eran para meterme en la cámara, porque lo peor por suerte ya había pasado, aunque nadie me dijo los dolores de cabeza que tendría los días sucesivos, era para suicidarse.

Después de esto, y siempre motivado por mi curiosidad, empecé a investigar muchísimo sobre este tema, hable con médicos hiperbáricos de todas España (el trato fue ejemplar), con pescadores nacionales (muy buen trato y muy cercanos) e internacionales que pescan a muchísima profundidad durante todo el año. Al final ví que este tema es mas complicado de lo que parece, ya que el nitrógeno no actúa igual en todos los cuerpos, por lo tanto de dos pescadores pescando al mismo ritmo, a la misma profundidad, y con los mismos tiempos de recuperación, uno puede sufrir un accidente descompresivo y el otro no. !Ojo¡, que los dos tendrán nitrógeno en su cuerpo, es posible que solo se le manifieste en forma de burbuja a uno de los dos, el otro probablemente lo tendrá, pero más gaseoso. La forma de eliminarlo no es tampoco igual para todos, ya que hay gente que lo elimina con más facilidad que otros. Sobre este tema tengo que decir, que he pescado con varias personas que han sufrido in situ este tipo de accidentes y siempre me preguntaban que como podía ser que haciendo yo lo mismo, a mi no me sucediera.

A partir de aquí, intente planificar muchísimo mis salidas, estudiando con un medico las tablas de descompresión, e intentando establecer mis propias reglas, y hasta la fecha he podido comprobar que realizando una serie de tiempos, he dejado de tener cualquier tipo de problema relacionado con el nitrógeno, ¡Ojo, que esto me puede ser valido a mi, pero no para otro que tenga menos tolerancia!.

Para pescar entre 0 y 20 metros: No me marco tiempos, simplemente intento estar de recuperación el mismo tiempo de inmersión mas 1" ó 1'30", es decir, si realizo una apnea de 1'30", pues recupero de 2'30" en adelante. Seguramente estaré antes recuperado, pues sí, pero esto no es una competición, por lo tanto ha día de hoy lo respeto.

Entre 20 y 25 metros: Intento estar un mínimo de 3-4 minutos en superficie, y si realizo más de 10 bajadas me subo a la embarcación unos 25-30 minutos a descansar. Hay que tener en cuenta que la mayor cantidad de nitrógeno se elimina durante la primera media hora después de la última bajada.

Entre 25 y 32m: Mínimo y repito mínimo, 5 minutos en superficie. Si efectuó más de 5 bajadas, realizo un descanso en el barco, de entorno a los 15 minutos.

De 32 m hasta ...: Mínimo 8 minutos en superficie.

Mucha gente pensará: "si yo me recupero antes, y puedo bajar muchísimo antes", pues a toda esa gente le diría: Sí, tu estas recuperado, pero el nitrógeno ahí está, y es fundamental eliminarlo. Si reduces los tiempos de recuperación, lo único que estás haciendo es favorecer la formación de burbujitas de nitrógeno, y a día de hoy y hasta que inventen una varita mágica, de momento solo lo podemos eliminar con la respiración. Hay que tener en cuenta que la máxima cantidad de nitrógeno se expulsa en las primera inspiraciones y expiraciones después de la inmersión, por eso el médico hiperbarico me aconsejo realizar tres respiraciones/inspiraciones profundas y completas después de cada inmersión.

Como actuar si un día estamos pescando y vemos que el compañero sufre uno de estos síntomas: Sinceramente y después de mi experiencia con los casos que he visto, lo ideal es llamar al 112. A partir de aquí se abre un protocolo ya establecido, que pasa por interlocución directa con médicos hiperbaricos y si es necesario se pone en funcionamiento el proceso de evacuación de la manera más rápida y eficaz (ambulancia ó helicóptero), para el traslado a una cámara hiperbárica. Normalmente la primera actuación es que se desplaza un Samu y nos pone oxigeno puro, ya que esto nos ayudará en caso de una accidente leve a evacuar el nitrógeno que se pudiera haber formado, y es posible que simplemente con el oxigeno puro se eliminen los síntomas.

Todo esto que he contado anteriormente espero que nos sirva a todos para darnos cuenta de que no solo se trata de bajar profundo, de tener unas cualidades físicas inmejorables, y de tener las mejores apneas del mundo y con recuperaciones estelares, de llevar los mejores equipos, aletas, y trajes, que la pesca profunda tiene un enemigo muy peligroso y que siempre está presente, y es como el demonio: cuando menos te lo imaginas aparece, aunque los que pescamos profundo con regularidad, cada vez lo conocemos mejor, y poco a poco aprendemos a evitar que se manifieste, o mejor dicho, que pase de gas a burbuja.


Para finalizar repetiré las mismas palabras que al principio:

No soy ejemplo de nada, ni para nadie, simplemente soy un pescador más que le gusta la profundidad y que empecé hace más de 20 años en este deporte.

Espero y deseo que mi experiencia os pueda servir, con que solo sea a uno para mi será satisfactorio.

Sin más reciban un cordial Saludos

Fernando - Colorines



   
De: Lapescasubmarina
Autor: Fernando (Colorines)
E-Mail: Enviar E-Mail
Añadido: Enero 30, 2012
Modificado: Enero 30, 2012
Visualizaciones: 1068
Votos: 7
Valoración: 9.85
Nos interesa tu opinión, valora este artículo:

Opciones

Versión imprimible  Versión imprimible

Enviar a un amigo  Enviar a un amigo


Comentarios de usuarios de Facebook




Comentarios de usuarios de la página

Comentarios restringidos a usuarios registrados Conectar. No hay comentarios, añade el tuyo.
Universal Module ©