LaPescaSubmarina Linternas MKII, OMER moonlight y otras, modificadas a led. Máxima iluminación.  
•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
¿Te gusta?

Menú
Buscar

Inicio
Galería
Galerías de usuarios
Subir fotos
Ver últimas Fotos
Mapa de usuarios
Cartas náuticas
Cálculo de mareas
Contenidos
Añadir contenidos
F.A.Q.
Alimentación
Bricosub
ComicSub
Consejos
El Equipo
Fundamentales
Historias
Legislación
Libros
Mareas
Obligada lectura
Peces
Preparación
Recetas
Técnicas
Varios
Vídeos

· Tramitar licencias

· Cto. Esp. Ind. 2011
· Cto. Esp. Ind. 2010
· Cto. España Ind. 2009
· Cto. España Clubs 2009
· Cto. España Ind. 2008
· Cto. España Ind. 2007

Comunícate
Foros
Encuestas
Libro de Visitas
Recomiendanos
Enlazanos
Contacta con nosotros
Noticias
Enviar noticia
Archivo de noticias
Noticias por email
Noticias RSS/XML
Descargas y Enlaces
Descargas
Enlaces
Información
Lista de Usuarios
Gente Online
Tu cuenta
Chat
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.
LaPescaSubmarina.com


Índice principalMás valoradosAleatorios
Categoría: Preparación

- Algo más que pulmones. -

Descripción corta: Un interesante texto de como controlar nuestras emociones de cara a la apnea.





Algo más que pulmones.










UN ACERCAMIENTO A LA PSICOLOGIA DEL APNEISTA

Para ser apneista no sólo basta soñar con ese azul profundo y silencioso que incita a romper los límites corporales y naturales. Tampoco basta con tener unas condiciones físicas excepcionales que sugieran años y años de dedicación absoluta. Esos son elementos importantes...si, pero no los únicos. Hay uno mas... ¡nuestra mente!, ¡Nuestra hermosa, misteriosa y bastísima psique!, y el porque de su gran influencia es lo que nos ocupa en este acercamiento teórico.

Pero para adentrarnos en la psicología del apneista es necesario en primera instancia definir que hacer de la psicología al interior del deporte (y el deportista) en general.
Partamos entonces de que el deporte está conformado y a la vez definido por tres factores de alto contenido psicológico: el juego, el agonismo (Agresividad competitiva) y la psicomotricidad.
Estos tres elementos interactúan de variadas maneras y en diversos individuos creando condiciones particulares inherentes al este mismo y a la situación deportiva a enfrentar.

Entonces lo que hace la psicología deportiva es retomar estos elementos interactuantes del deporte e intentar darles una canalización adecuada que confluya en satisfacción personal para el deportista, no sólo por el éxito sino también por el goce emocional obtenido.

Pero la psicología no se detiene allí, sino que también busca crear un equilibrio entre el individuo mismo y el deporte elegido. Esto lo hace a través del estudio y profundización de lo que le atañe: La personalidad, ya que ésta se convierte en un argumento dominante al darle explicación a las motivaciones y a la dinámica misma del juego y la competición.

Así pues, hablar de lo que es personalidad nos tomaría textos enteros y quedaría aún así inconcluso, ya que existen un sinnúmero de teorías desde las psicodinámicas hasta las factoriales pasando por las psicosociales, interpersonales, motivacionales, organísmicas y comportamentales, que han intentado darle una explicación y definición completa. Pero para efectos del presente artículo y de la temática expuesta, retomemos la definición que R.B. CATTELL (Psicólogo norteamericano creador del 16 PF, una de las pruebas más importantes utilizadas en la evaluación de la personalidad) le da: " La personalidad es lo que permite predecir lo que hará una persona en una determinada situación". Este concepto está desarrollado sobre el RASGO, es decir, sobre una estructura mental que se obtiene de la observación coherente de un determinado comportamiento.

Ahora bien, retomando todo esto y centrándonos más hacia lo que es la psicología y la personalidad del apneista, podemos decir de primer plano que las motivaciones que mueven a un individuo a romper sus propios límites a través de la apnea, no son ni de carácter exhibicionistas, ni de carácter económicos, ni de carácter afiliativos. Tienen más bien un tinte intrusivo, es decir, lo motiva más exigencias internas que externas y/o sociales.
Esta característica se hace esencial a la hora de definir algunos rasgos predominantes en la personalidad del apneista, no queriendo decir con ello que son los únicos, pero si muy significativos.

En primera instancia, hay una tendencia a tener un carácter introvertido, es decir, cerrado, reflexivo y, sin ser un sujeto asocial, con escasa disponibilidad a la relación social. Esto lejos de ser un factor obstaculizador, le permite por un lado afrontar con más dominio emocional las sensaciones y sentimientos de silencio y soledad experimentados en la profundidad y por otro lado poder "aquietar la mente", para que sea esta quien influya sobre el organismo y no al contrario.
En segunda instancia, el sentido de la autosuficiencia está bastante marcado (por ello no prima la motivación exhibicionista), posibilitando con esto un escaso conformismo que siempre le está llevando a lograr un centímetro más...

Su equilibrio emocional debe tener una ausencia casi, se podría decir, que absoluta, de arranques neuróticos (Es decir ansiedades altísimas -incapacitantes-, fobias o histerias), así como caracteriopáticos, o sea, explosiones de mal humor. Por el contrario su afectividad debe ser tendente a los tonos eufóricos del humor.

Bernardi (Autor italiano) define la apnea como " Resistencia al sufrimiento físico, a la necesidad impelente de respirar y el continuo control de las reacciones emotivas". Y dice que esta separación que se hace en la apnea entre el mundo "fantástico" y la realidad natural y circundante, implica una potenciación y una ampliación de las funciones del YO (individuo mismo) en sus capacidades perceptivas, valorativas, motrices y memorísticas.

En conclusión la práctica de la apnea a niveles extremos hay requisitos de orden psicológico que no pueden desdeñarse ni pasar por alto. La integridad del equilibrio emotivo y de las capacidades senso-motrices, y la ausencia de radicales neuróticos o caracteriales, o de predisposición (psicológica) a los accidentes, son las condiciones de idoneidad en esta actividad deportiva que nos incita a soñar con los ojos abiertos...



LA PREPARACION PSICOLOGICA DEL APNEISTA

Un Deporte Autodidacta.

Frente a su preparación el apneista, deberá afrontar, controlar y utilizar a su favor una larga lista de factores, como son: capacidad de esfuerzo, motivación, interés, impulsos, confianza en sí mismo, estrés durante los días anteriores a la prueba y durante la prueba misma. ¿De que forma puede un apneista armonizar todas estas variables, si se trata, mayoritariamente, de un deporte autodidacta, donde el aprendizaje se realiza "por sí mismo"?

Los Fundamentos Del Método.

Para ello, pretendemos que el apneista obtenga el mayor conocimiento posible de las variables psicológicas que se desencadenan el día de la prueba y que le pueden permitir afrontarla con mayor éxito, mientras carezca del asesoramiento continuado de un profesional. Para lograr un elevado rendimiento del deportista durante la competición, son necesarios una serie de requisitos a nivel psicofisiológico. Parece determinante un moderado grado de activación, ya que tantos niveles bajos como muy altos, deterioran la habilidad de rendir al máximo. El umbral de activación será necesariamente mucho más bajo que, por ejemplo, en natación que se da en unas condiciones distintas y de menor estrés físico.
Es necesario, a nivel del pensamiento, la mayor concentración posible. Es interesante realizar una evaluación objetiva de toda la información (positiva y negativa) del curso de la competición y ser capaces de adaptar las habilidades y estrategias a las necesidades de cada momento.

Las decisiones deberán tomarse de la forma adecuada y oportunamente, incorporando el autocontrol y huyendo de las acciones impulsivas. El rendimiento se ve muy favorecido si, a nivel afectivo, el estado de ánimo es equilibrado. En este sentido es interesante que concluyan un moderado y controlado temor y una alta confianza en las propias posibilidades.

Equivocaciones y Malas Aplicaciones.

De forma incontrolada, sin orden ni sistema, las gentes continúan aplicando a los deportistas, para reforzar su equilibrio psíquico competitivo, métodos como la comunicación paternalista y verbal del tipo "... y ahora ¡a ganar!”. Con este sistema y de forma despersonalizada se trata de infundir valor al deportista.

Aunque también se utilizan otros muchos métodos, tales como la sugestión individual, que representa un espíritu de lucha sin estructurar, o bien, sistemas de disuasión como intentar desviar conscientemente la atención de la prueba mediante otras ocupaciones, o la relevancia del objetivo de la prueba. También se puede caer en el peligro de una excesiva relajación muscular antes de la competición y mientras se intenta "empezar relajado", porque no, nos puede tentar el tan conocido doping, es decir activar las propias fuerzas mediante excitantes. Aunque también hay quien confía el triunfo a prácticas mágicas, supersticiones en el deporte, etc.

Seis Vías Hacia La Gloria.

Por el contrario, la psicología del deporte propone otros métodos, que presentan la ventaja de poder planificarse, hacer predicciones y conocer sus efectos.

1. Sugestión, para actuar sobre la regulación del tono muscular.
2. Hipnosis, se dan órdenes que se deben ejecutar en la fase post – hipnótica. Técnica muy utilizada en Francia en los centros de alto rendimiento, con aplicación muy directa, sobre todo en atletismo.
3. Entrenamiento autógeno de Schultz, método de autorrelajación concentrada para antes y después de la competición. Es el método utilizado por "Pipin", récord en inmersión en apnea (peso variable y constante).
4. Relajación progresiva de Jacobson, se llega a una relajación profunda después de fases escalonadas. Es más fácil de aprender que el anterior y deja menos "secuelas".
5. Entrenamiento sicotónico, se persigue el dominio de la tensión corporal mediante la influencia psíquica. Se consigue una actitud relajada y flexible.
6. Insensibilización sistemática, después de un entrenamiento de relajación, se representan conscientemente los momentos provocadores de ansiedad en la propia competición, hasta que desaparece la ansiedad misma.



Es muy importante que todos los apneistas comprendan que ninguno de estos seis métodos pueden practicarse sin la dirección especializada de un psicólogo experimentado o sin la intervención directa de un profesional calificado.

El Estrés Bajo Control.

En líneas generales un moderado nivel de estrés parece favorecer el rendimiento óptimo, mientras que la ausencia de respuesta o un nivel elevado del mismo, parece perjudicarlo. Por tanto, se supone recomendable un mínimo de estrés, para poder fijar la concentración en la acción, visualizar la zona. Estos mínimos de estrés, inciden en la disposición para procesar la información en el curso de la prueba. Por el contrario, unas tasas altas de estrés nos llevarían a una falta de concentración (debido a la preocupación intensa por el éxito), a una continua indecisión y una carencia de autocontrol.A nivel físico, un estrés excesivo provocaría tensión muscular, con la subsiguiente merma de la apnea y una sobrecarga de esfuerzo en la inmersión y para acabar de redondearlo, la conducta estresante provocaría miedo anticipado, irritabilidad, baja confianza en sí mismo y pesimismo... En síntesis, el deportista debe afrontar la competición en las mejores condiciones psicológicas. Para ello deberán considerarse cuidadosamente los factores propios del entorno del deportista y las fuentes de estrés ajenas al deporte: por ejemplo, tener dificultades familiares, es otro factor que puede inducir al deterioro del rendimiento.

Miedo y Emociones.

El miedo al fracaso, el miedo a sufrir un accidente, el miedo a tener un síncope al aumentar los descensos y las profundidades... el miedo en cualquiera de sus vertientes, conduce al apneista, a la inseguridad.

En el entrenamiento previo se adquiere la confianza en uno mismo, al alcanzar los objetivos fijados y vencer el miedo poco a poco. Aquí podemos tomar como ejemplo los entrenamientos hiperprofundos de Mazzarri y Bernardo Salvatori, durante los meses anteriores al mundial de pesca de Mallorca. Ellos sabían que debían profundizar y habría que romper barreras para ganar. Nunca debemos anticipar mentalmente un desastre, actuando de esta manera se mina nuestra motivación.
Las emociones también influyen de forma importante en la acción deportiva. Estas están presentes, tanto en la preparación de la acción, como en su realización. Los acontecimientos emocionales facultan para el éxito deportivo. El dominio emocional y la estabilidad es algo que el deportista debe imponerse a sí mismo, como una condición más de su entrenamiento.
El Entrenamiento Mental.

Este tipo de entrenamiento nunca puede sustituir el físico, pero si reforzarlo. Por ejemplo, para mejorar la técnica de descenso, lo ideal sería la representación mental de los movimientos, realizándolos de verdad. La forma de pensar productiva, unida a la ejecución impecable de la técnica, refuerzan la preparación psicofísica del competidor y potencian las facultades físicas. Visualización y práctica en imaginación: está técnica crea un estado de relajación positiva ante las condiciones estresantes, como pueden ser los últimos minutos de un campeonato. La estrategia consistiría en la detención del pensamiento y de los elementos disfuncionales o perjudiciales para el rendimiento final. Además, también es interesante practicar el autorrefuerzo, tras la eliminación de la sensación imaginaria de dolor y fatiga.

El mejor ejemplo nos lo dio Mazzarri durante el último mundial, desconectó de tal forma, que llego a dormirse escasos minutos en la embarcación, logrando un máximo estado reparador antes de volver al agua y entregarse al campeonato, pudiendo rendir de nuevo un 100%.

La práctica en imaginación, tiene, por tanto, dos finalidades: dotar al deportista de habilidades con las que pueda enfrentarse a los estímulos estresantes de la competición y fortalecer al competidor en las tareas que le llevan al límite de sus posibilidades (por ejemplo descensos a mas de 30 metros), con la incidencia positiva que ello provoca en la percepción del control y la disminución de errores.

El Sentido De Equipo En Las Grandes Pruebas.

Aunque la apnea es un deporte individual y absoluto, a nivel de competiciones continentales y mundiales, el equipo o director técnico, resultan piezas claves en la preparación psicológica del deportista. Es el núcleo donde se erige el liderazgo, se establecen roles y funciones y se madura la puesta en escena del día de la competencia.
La confianza en las propias fuerzas y el dominio del campo, muchas veces no son suficientes. A estas alturas resulta irrelevante cualquier reflexión, pero de todos modos, entrenador y deportistas, deben coordinar su trabajo de manera pertinente. Deben aprender a analizar el potencial de cada uno, asignar funciones de equipo y erradicar las mínimas tensiones de grupo.
Algunas Conclusiones.

La psicología del deporte, introducida como uno más de los entrenamientos deportivos, podría ayudar a competidores y organizaciones federadas a comprender, controlar y planificar las claves del máximo rendimiento y por ende, del éxito deportivo. Posiblemente corresponda a organizaciones de buceo, considerar o no, este elemento novedoso en la vía de la competición pura. Las universidades y los colegios de psicólogos se encuentran receptivos a todas las propuestas de las federaciones.

VALORACÓN PSICOLOGICA DEL APNEISTA

Caneva y Zuin, estudiando a 46 deportistas submarinos obtuvieron de los registros de la valoración psodiagnóstica los siguientes elementos caracteriológicos:
El 65% de ellos tiene una inteligencia superior a la media; el 25% es de inteligencia media y solo el 10% tiene un nivel intelectivo inferior. En general, es un deporte elegido por personas de un buen nivel cultural. Se dan, significativamente, las siguientes características:

1. Introversión, carácter cerrado y reflexivo y escasa disponibilidad a la relación social.
2. Marcado sentido de una autosuficiencia (por ello pueden prescindir del público), con escaso conformismo pero una abierta sumisión a la experiencia ajena.
3. Equilibrio emocional con ausencia de puntos de arranque neuróticos o caracteriopáticos y con afectividad tendente a los tonos eufóricos del humor; tal equilibrio psíquico resulta aún más evidente en los neófitos que practican intensamente la actividad (señal indudable del afecto favorable producido por este deporte).
4. Racionalidad llevada hasta la escrupulosidad, autocontrol y prudencia.
5. Agresividad notablemente reprimida, con modesta entidad de la carga agonística.



En efecto, la práctica del deporte submarino es una experiencia de "Vida Paralela" más que un auténtico deporte. Este modesto agonismo no debe maravillar, ya que es suficiente para satisfacer aquellas exigencias autovalorizados y compensatorias que constituyen la motivación profunda de toda expresión agonística, expresión que, por otra parte, es vivida por el deportista submarino de modo diverso.

METODOS PSICOLOGICOS PARA LA MEJORA DEL RENDIMIENTO FISICO

En este artículo y subsiguientes hablaremos de la importancia que tiene el entrenamiento mental y su influencia positiva en las conductas de los deportistas, daremos los rasgos principales de cómo llevarlos a la práctica para obtener resultados exitosos a la hora de elaborar los entrenamientos.

· Entrenamiento por autosugestión:

Este método está basado en la autorrelajación, disminuyendo el nivel de conciencia y una máxima descontracción muscular. En el ámbito deportivo este tipo de entrenamiento cumple un papel fundamental en la recuperación de las energías físicas y psíquicas del deportista, pudiendo eliminar con mayor rapidez y facilidad los efectos de la fatiga y sobreexitación.

Para lograr un proceso completo de relajación el deportista debe liberarse de los pensamientos que guarden relación con el rendimiento deportivo, pudiendo aislarse totalmente del medio ambiente. Es aconsejable utilizar este método durante períodos de calma interior y en ausencia de conflictos psíquicos.

Los ejercicios que pueden realizarse son múltiples, a continuación enumeraremos los más significativos:

1. Ejercicios de pesadez: "el brazo derecho esta completamente pesado".
En este ejercicio se le da prioridad al brazo derecho, ya que la mano derecha está ampliamente representada en el córtex cerebral sensitivo y motor, influyendo en otras áreas corticales. La sensación de pesadez puede explicarse por la disminución del tono muscular.

2. Ejercicios por sensación de calor: "el brazo derecho está muy caliente"
El descenso del tono muscular implica una disminución del tono vascular, produciéndose de esta manera una dilatación de los vasos sanguíneos, seguida de una elevación de la temperatura cutánea, la que provoca la sensación de calor. Simultáneamente se produce una disminución de la frecuencia cardíaca y de la presión sanguínea, lo cual influye positivamente en la relajación.

3. Ejercicios de respiración: "la respiración es tranquila y regular"
El ejercicio y el control de la respiración conducen a una relajación suplementaria, de los ejercicios anteriores.



El aprendizaje del entrenamiento por autosugestión dura generalmente entre 2 o 3 meses, la sesión no debe sobrepasar los 10 minutos al comienzo, sólo cuando se alcance el aprendizaje de un ejercicio, se podrá pasar al siguiente. Se recomienda que al final de cada sesión de entrenamiento por autosugestión se realice una vuelta a la "normalidad" por parte del deportista.

· Relajación muscular profunda:

La RPM es un entrenamiento de descontracción, relajación neuromuscular y relajación muscular progresiva.
Este método muy similar al de la autosugestión se utiliza tanto para lograr mejoras en el aspecto físico como también en el aspecto psicológico, liberando al deportista de perturbaciones. Es un método relativamente rápido de ser aprendido, con una duración aproximada por sesión de 10 minutos.

Los efectos producidos por el entrenamiento de RPM son los siguientes:

· Supresión o disminución del problema del sueño.
· Reducción o supresión de dolor crónico por elevación del umbral de dolor.
· Reducción o supresión de circunstancias afectivas desagradables.
· Elevación general de tolerancia al estrés.
· Normalización de diversas funciones del organismo.
· Mejora de la irrigación sanguínea del sistema muscular.



Modo de ejecución:

La entrada se efectúa por medio de la inspiración y espiración profunda, luego se ponen bao tensión suavemente todos los grupos musculares principales del cuerpo, lentamente pero manteniendo la intensidad. Es conveniente realizarlo desde arriba hacia abajo siguiendo el orden anatómico del cuerpo.

Bases fisiológicas:

La respiración profunda y la musculatura distendida favorecen la somnolencia, la actividad eléctrica disminuye en los husos musculares y nervios aferentes, favoreciendo la relajación.
El crecimiento de la irrigación sanguínea se produce debido a la tensión muscular seguida de una vasodilatación de los vasos sanguíneos. La disminución del dolor se produce debnido a que el cuerpo, antes alerta y tenso a excitaciones dolorosas, ahora ya no percibe el mismo dolor con tanta nitidez.

La RPM según Bushmann (1974,86) se constata de la sigueinte manera:
La conexión frecuentemente repetida de la relajación fisiológica y la excitación psíquica implica una reducción o supresión de modos indeseables de reacción.

· Método de relajación-activación y terapia activa:

En este método el deportista puede liberarse del estrés excesivo, producido por esfuerzos físicos intensos, sin reducir la dinámica de rendimiento deportivo.
Este método consiste en los siguientes ejercicios:

- relajación y descontracción de la musculatura
- reposo y tregenración de fuerzas.
- Estimulación y activación por medio de fórmulas verbales.



El desarrollo de TPA es similar al anterior respetando las tres fases de ejecicios de relajación, transición y activación.
Gabriel A. Lemme
Colaboración M. Verónica Bonifato


Bibliografía consultada:

- "Entrenamiento Óptimo" de Jürgen Weineck
- "Preparación Física" de Pila Teleña



De: lapescasubmarina
Autor: Gabriel A. Lemme. Colaboración M. Verónica Bonifato.
E-Mail: Enviar E-Mail
Añadido: Febrero 17, 2005
Modificado: Febrero 17, 2005
Visualizaciones: 14075
Votos: 43
Valoración: 8.65
Nos interesa tu opinión, valora este artículo:

Opciones

Versión imprimible  Versión imprimible

Enviar a un amigo  Enviar a un amigo
Comentarios restringidos a usuarios registrados Conectar
Alejandro-Malaga hace este comentario:
buen articulo

Centoyo hace este comentario:
Hombre, yo creo de que está bien el artículo para los inciados en la pesca submarina pero quizás deberías abreviarlo más y que la gente que mas o menos tiene interés no se aburra mientras lee el texto

Disfruta de la Pesca Submarina, la galería de fotos de Pesca Submarina y los foros de Pesca Submarina con una resolución óptima igual o superior a 1024 x 768.
Todos los logos y marcas son propiedad de sus respectivos dueños. Lo demás © 2000 por LaPescaSubmarina, tu web de pesca submarina.
Puedes suscribirte por RSS a nuestras Noticias de Pesca Submarina y Apnea o la los Últimos post del foro, así como a las Ofertas
Linterna Led última Generación: Los mejores trucajes de linternas de pesca submarina. "Linterna Omer Moonlight Led Trucada" y "Linterna MKII (Raggio) Led Trucada"
 Página Generada en: 0.384 segundos 
Cualquier reproducción de cualquier parte de esta página, hecha en cualquier formato y distribuida en cualquier medio, ha de hacerse de acuerdo a los terminos indicados en la licencia Creative Commons, con reconocimiento adecuado a la fuente (enlace activo al contenido), sin interés comercial y compartiendo en los mismos términos de licencia.
Licencia de Creative Commons   Síguenos en twitter   Nuestra página canal en Facebook   Campeonato de España Individual de Pesca Submarina 2007   Campeonato de España Individual de Pesca Submarina 2008
Política de Privacidad