•   Principal  •   Fotos  •  Tu Cuenta  •  Foros  •
REGÍSTRATE AQUÍ GRATIS, solo faltas tú. No pierdas la oportunidad de formar parte de esta gran familia de pescadores submarinos, participando en los foros, mostrándonos las fotos de tus capturas y muchas cosas más... pero por favor, revisa antes nuestras normas.

BIENVENIDO, un saludo y buenas pescas.

Llamada a la precaución 5ª parte
Noticias sobre pesca submarina
   
   Compartir esta noticia en Twitter

Estimados pescadores submarinos, como ya viene siendo habitual, esta semana les adjuntamos otro apartado de la recompilacion realizada por el presidente de ADECASUB, acerca del sincope. Esperamos que disfruteis con el articulo, buena pesca, pero con precaucion.


4. TRADUCIDO DEL LIBRO BLUEWATER HUNTERS (cazadores del azul) de Terry Maas.
LA FISIOLOGÍA DEL SINCOPE

El cuerpo humano es capaz de adaptarse notablemente al entorno submarino. Incluso submarinistas no entrenados sufren una dramática desaceleración de los latidos del corazón al estar sumergidos. A esto se le denomina comúnmente "reflejo de inmersión". La simple inmersión de la cara en agua fría produce un ritmo más lento del corazón automático. La presión en el pecho también ralentiza el corazón.
Los médicos de urgencias usan este fenómeno en su favor cuando necesitan desacelerar el corazón. Pueden aplicar agua helada a la cara y ojos del paciente, o pueden hacer que el paciente tome una profunda inspiración y entonces apretar sus músculos abdominales y pectorales. El resultado es a veces una ralentización dramática del corazón. Submarinistas no entrenados pueden experimentar hasta un 40% de bajada en su ritmo cardiaco. Submarinistas experimentados pueden obtener un porcentaje incluso mayor, algunos pueden reducir los latidos de su corazón hasta la increíble cifra de 20 latidos por minuto.
Buceadores de agua libre desarrollan otras adaptaciones fisiológicas que le proporcionan inmersiones más profundas y largas. La bilis, actuando como una reserva de sangre, asiste a los submarinistas entrenados incrementando sus facultades. Aparentemente su bilis se encoge mientras bucean, provocando una descarga extra de células sanguíneas.
Según William E. Hurford (doctor en medicina), y coautores que escriben en la Revista de Fisiología Aplicada, la bilis de los buzos japoneses ama (mujeres que capturan marisco a pulmón libre) que fueron estudiados se reducían de tamaño en un 20% cuando estaban sumergidas. Al mismo tiempo su concentración de hemoglobina incrementó en un 10% (volumen 69, pag: 932-936, 1990).
Esta adaptación, similar a la observada en mamíferos marinos (la concentración de células sanguíneas de la foca WEDDELL se incrementa hasta un 65%) podría incrementar la habilidad del buceador de coger oxígeno y llevarlo hasta la superficie. Podría también aumentar el transporte de oxígeno a tejidos críticos durante la inmersión.
Es interesante observar, que la concentración de bilis y la suelta de hemoglobina resultante no es inmediata, empieza a tener efecto después de 15 minutos de inmersiones continuas. Esta adaptación de la bilis, lo mismo que otros cambios fisiológicos, probablemente tardan media hora en surtir efecto completo. Esto puede tenerse en cuenta para la mejora de rendimiento de los buceadores a pulmón libre después de media hora de inmersiones.
Hay otras adaptaciones conocidas: los vasos sanguíneos de la piel se contraen en condiciones de poco oxígeno con objeto de dejar más sangre disponible para los órganos importantes, principalmente el corazón, cerebro y músculos. Los cambios en la química de la sangre permiten al cuerpo transportar y utilizar más eficientemente. Estos cambios, en efecto, estrujen la última molécula de oxígeno disponible de órganos no fundamentales. Y más importante, la mente del buceador se adapta a periodos más largos de apnea (sin respiración). Puede ignorar, por periodos de tiempo más largos, su voz interna que le empieza a susurrar terminando en un grito, RESPIRA.
Estas adaptaciones, tomadas juntas, permiten a los submarinistas entrenados a sumergirse a más profundidad y durante más tiempo, pero el control de la mente y las siguientes técnicas y hechos también le producen al buceador estar más necesitado de oxígeno.
La hiperventilación proporciona otro mecanismo que el submarinista entrenado puede utilizar como bypass su necesidad de respirar. La hiperventilación es la práctica de respiración excesiva con un incremento en el grado de respiración o el incremento en la profundidad (intensidad) de la respiración, o ambas a la vez. Por el contrario, si se practica demasiado vigorosamente, robará el oxígeno del cuerpo. El mágico beneficio de la hiperventilación es lo que hace con los niveles del dióxido de carbono en la sangre. Respirar rápida o profundamente reduce los niveles de dióxido de carbono deprisa. Son los altos niveles de dióxido de carbono, no los bajos niveles de oxígeno, los que estimulan la necesidad de respirar.

Este relato continuara la semana proxima, esperamos que hayan disfrutado, que tengan un buen azul, pero con precaucion. UN saludo

Comite de prensa y divulgación de ADECASUB


   
   Compartir esta noticia en Twitter
Enviada el martes, 29 de agosto de 2006 a las 15:39:43


Comentarios de usuarios de Facebook




Comentarios de usuarios de la página


Sin Comentarios
No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor


 
Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor quédate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible  Versión Imprimible

 Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo